11 septiembre, 2018

Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Bujara, es una  ciudad en la que es fácil olvidar el tiempo, da la impresión que  se hubiera detenido  en la legendaria ruta de la seda

Tras pocas horas de sueño y 450 km. por delante, fue una recompensa comenzar otra etapa del trayecto; el objetivo era llegar a la vieja ciudad de Bujara.
Ya nos vamos acostumbrando al ritmo del viaje, que cada vez nos embruja y cautiva más. 
Después de un esplendido desayuno, dejamos la ciudad de Jiva. Nuestro guía y chófer, nos esperan impacientes.

Nos dirigimos hacia el este pasando por Urgench, una ciudad que no tiene nada en particular, solo el segundo aeropuerto mas importante de Uzbekistán.

La carretera al principio esta más o menos bien, pero a medida que avanzamos se va haciendo peor; algunos baches y socavones zarandean el coche, pero nuestro experto conductor, logra sortearlos. 
Alcanzamos  el rio Amu Daria  y el Estado Autonómico de Uzbekistán. A las dos horas de camino entramos  en el desierto de Kizyl Kum, lo cual no deja de ser excitante. Avanzamos unos kilómetros y ya estamos en una autovía, que ha sido  construida por  alemanes y uzbecos.

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Desierto

Hacemos un alto en el camino, para estirar las piernas y hacer algunas fotos, pero resulta que estamos en  la frontera con Turkmenistán  y esta prohibido hacerlas, pero disimuladamente hago el disparo y plasmo el momento, los soldados no me ven.

Continuamos nuestro camino hasta una tetería para almorzar. La tetería equivale a una venta, algo muy informal. Tomamos ensalada y pinchitos de pollo, todo regado con un vino tinto de Samarkanda, que no estaba nada mal.

Tetería

Avanzamos y la carretera es recta y monótona, el  desierto se extiende a ambos lados, solo adornado por algunas dunas y arbustos secos.  No deja de ser un paisaje extraño.

De repente la emoción se hace patente, no sin cierto asombro y siete horas de camino, entramos en una de las ciudades más viejas del mundo: Bujara.

La mayor parte de la ciudad antigua actual de Bujara data del siglo XVI, cuando  era la capital del kanato de Bujara.
El resto de la ciudad se pierde en el tiempo, las autoridades locales decidieron elegir 1997 para celebrar el 2500 aniversario de Bujara
Al igual que, Samarkanda y Jiva es una de las ciudades de la legendaria Ruta de la Seda, pero a diferencia de estas, los gobiernos no han puesto tanto celo en su conservación.

Bujara tiene unos 150 monumentos antiguos únicos, que han resistido todas las vicisitudes de los tiempos, hoy están protegidos  y en 1993 fueron incluidos en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Se conservan aún muchos caravasares, bazares, madrazas, mezquitas  etc.. Hoy día están en distinto estado de conservación.
La ciudad santa “Noble Bujara“como la llamaban los musulmanes es una de las pocas que no ha dejado de desarrollarse desde el siglo V a. C.

Viven  unos 350.000 habitantes donde se habla turco, uzbeco y persa. Antiguamente había judios, actualmente están en declive. 
Con una dosis de intriga y las pilas cargadas en todos los sentidos nos disponemos a patear este  pedacito de Asia Central.

Que ver en Bujara (Bukhara)
. Lyabi-Hauz
Nada más llegar a Bujara, nos dirigimos a este imponente conjunto arquitectónico, que consiste en  una enorme plaza, protegida  por dos preciosos monumentos históricos: la madraza de Nadir Divanbeghi y la madraza Kukeldash (siglos XVI-XVII).

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Madraza Nadir Divanbegi

En el centro hay un estanque, cuyos escalones de piedra, permiten a  los aguadores llenar sus recipientes de agua pura, la cual dicen que es muy buena para el té. La palabra Lyabi-Hauz significa “la orilla del estanque”

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Plaza Lyabi-Hauz

Tampoco falta la escultura con un personaje famoso, como nuestro Sancho Panza.
En la madraza  Nadir Divanbegui asistimos a unas danzas tradicionales y desfiles de modelos. Fue muy entretenido.
.
Mausoleo de Ismail Samaniy
El espléndido   mausoleo se encuentra cerca de un parque de atracciones, al oeste de la ciudadela. Se cree que Ismail Sámaniy ordenó su construcción  entre los siglos IX-X.
Aquí están enterrados el fundador de la dinastía Sámanida y su nieto.
Según la leyenda, la belleza del edificio impactó tanto a los mongoles que conquistaron Bujara en 1220, y le impresionó de tal manera que no  fueron capaces de destruirlo, a pesar del odio que sentían.

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Mausoleo de Ismail Sámaniy

Su arquitectura con una geometria perfecta es la de un cubo coronado por una cúpula semiesférica, flanqueada por cuatro pequeñas cúpulas y con una columna en cada esquina. La superposición de los ladrillos, crea un entramado de varios niveles, alternando filas de ladrillos verticales y horizontales.

Mausoleo Ismail Sámaniy

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Mausoleo Ismail Samaniy

En la parte  superior tiene una franja de diez arcos por cada lado, debajo de los cuales se encuentra las diferentes puertas.
Las  proporciones del mausoleo son matemáticamente soberbias, por ejemplo la altura de sus paredes es la misma que la longitud de la diagonal de su planta.

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Mausoleo Ismail Sámaniy

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Interior mausoleo Ismail Samaniy

Aparte de su belleza, el mausoleo es famoso por ser el monumento más antiguo de la arquitectura islámica de toda Asia Central.
. Mausoleo Chashma Ayub
Este mausoleo es la fuente del santo Job, se  considera como uno de los monumentos de la arquitectura religiosa, más venerados de Uzbekistán. Incluye el mausoleo y la Chashma que es la fuente sagrada. Como está indicado sobre  la tabla cerca del pozo,  fue construido en 1379 -1380 por los mejores de  maestro Koresma.

Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Mausoleo Chashma Ayub

Cuenta  la leyenda que la aparición del monumento esta ligada al profeta Job, quien una vez durante la sequía, pasaba por esas tierras y las personas  locales que sufrían sed, le pidieron ayuda. Tan pronto como golpeo con su bastón se abrió en la tierra una fuente de agua cristalina, que hasta el día de hoy conserva sus propiedades y se considera salubre.
Ademas de la fuente, allí se encuentra el museo del agua y el de los tapices.

Enfrente tenemos  el Memorial de Ismail Al Bukhari, un moderno monumento que contrasta con la ciudad vieja.

Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Memorial

. Mercado local
Es una experiencia visitar este enorme mercado, donde se puede comprar de todo, comida, especias, carnes, quesos, frutos secos ( huesos de albaricoque); pero me quedé impresionada con la cantidad y variedad de los panes. 

ara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Mercado local

ara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Mercado local, pan

. Poyi Kalan (Kalyan)
Si hay algo que caracteriza a la ciudad de Bujara es el complejo Poyi Kalam, el cual se compone de tres monumentos: la Mezquita Kalon, la madraza Mir-i-Arab y el minarete Kalon
Aquí se puede ver como la historia viva se ha congelado en el tiempo.
Construidos en diferente épocas, el conjunto es el más bello de Bujara, alrededor del cual hierve la vida de la ciudad

El minarete Kalon o Kalyan es el símbolo de la ciudad y uno de los más bellos alzados jamás. Fue el primer monumento de Asia Central donde se usaron mosaicos de color. Su forma es  circular, con nueve metros de diámetro en su base, seis en su cúspide y 46 m. de altura. Acaba en forma de faro, con 16 aberturas arqueadas.

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Minarete Kalon

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

minarete Kalon

Esta revestido  por ladrillos  de cerámica con diferentes figuras geométricas como el cuadrado, el circulo, semicírculo y triangulo. Lo usaban no solo para llamar a la oración a los musulmanes sino también como torre de vigilancia, desde donde era posible ver toda la ciudad. En el siglo XX  se uso para lanzar a los infieles condenados a muerte.

 La madraza construida en 1535, es uno de los establecimientos de enseñanza islámica más respetados y que ha funcionado a lo largo de cinco siglos.
 Después de dos décadas de interrupción por el poder soviético, la madraza abrió de nuevo en 1945.

En tres  esquinas de la madraza se hayan situadas las aulas de estudio y en otra esquina se encuentra  el mausoleo de Mir- i Arab, apodado ” el príncipe de los árabes”, un muy respetado  instructor espiritual. A él se le debe alguno de los comentarios del Corán y  algunos tratados de Sufí. Sigue funcionando como escuela coránica, y desde donde salen imanes muy formados.

La madraza con sus dos enormes cúpulas azules desafíaban al neblinoso día, que  cambiaban de color según las diferentes posiciones  No se nos  permitó la entrada, de todas maneras pude tomar fotos a través de las rejas. 

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Madraza

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Madraza Mir- Arab

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Madraza Mir- Arab

La la mezquita de viernes o la mezquita Kalon es  una de las más impresionantes y más grande de todo Uzbekistán, solo superada por la Bibi Khanum de Samarcanda. Se remonta al siglo VII, siendo destruida, casi en su totalidad. Su  reconstrucción se inicia en el siglo XV.
Sigue el plan de  las mezquitas tradicionales rectangulares, con cuatro ayvanes y varios portales. 

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Mezquita

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Complejo Poi Kakon

La fachada esta revestida de mosaicos, azulejos y ladrillos vidriados, un clásico en la arquitectura islámica
En el centro del patio hay una estructura  octoédrica que lo usan para la lectura de los sermones.

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Mezquita

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Detalle mezquita

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Mezquita

. Fortaleza Ark 
Es uno de los monumentos mas antiguos de Bujara, según las investigaciones, la fortaleza se fundó en los siglos III-IV d.C.
Aquí era donde residían los emires de Bujara, hasta que los rusos invadieron la ciudad.

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Fortaleza Ark

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Fortaleza Ark

La entrada principal esta apoyada en dos  torres y la ciudadela está rodeada  por unas enormes muralla de 20 m. de alta y una extension 789 m.
En diferentes épocas vivieron y trabajaron famosos eruditos y escritores uzbecos, tales como Avicena, Al Farabi, Rudaki etc.
Al principio del siglo XX la fortaleza era una ciudad dentro de una ciudad. En el interior de la fortaleza se encontraba el palacio del gobernante, casas y dependencias de los altos jefes. En total vivían más de tres mil personas.
En 1920 fue casi entera destruida por las tropas de M Frunce, solo se medio conservaron la mezquita Childuhtaron y el Khonako Battol-Ghozi.

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Mezquita de viernes

De cualquier manera disfrutamos de las preciosas vistas y de las mujeres del valle de Fergana, que paseaban haciendo fotos y como no, nos tocó posar con ellas.

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Mujer valle Fergana

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Mujer valle Fergana

Nos invitaron a ir a su casa, si por casualidad pasábamos por esos lares, me gusto su amabilidad y hospitalidad.
. Madraza de Abd al-Aziz Kan
Construida en 1651-1652 por orden de Abd-al-Aziz-kan, que siguió la tradición de los grandes kanes de Bujara.
La madraza presenta un portal muy alto, dos salas de cúpula en la fachada, cuatro ayvans en el patio y unas torres redondas rematando las esquinas. 

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

madraza

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Madraza

Al nordeste de la madraza se ubica  la  mezquitas de invierno y al sur la de verano, ambas decoradas con fantásticos mocáraves, de los cuales fuimos adquiriendo  cierta pericia y conocimiento.

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Mocáraves

Que ver en Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Mocáraves

. Madraza de Ulugbek
Esta es una de las tres madrazas construidas por el nieto de Amir Temur, Mirzo Ulugbek, las otras dos, están en Samarkanda y Gizhduvan.
Situada enfrente de Madraza de Abd al-Aziz Kan
Data de 1417 y fue construida por los mejores arquitectos de su tiempo-  Ismail  Isfahani y Nazhmetdin Bujari, que se recrearon en  este espléndido edificio dotándolo con  dos pisos de celdas y una mezquita. 

Bujara, la ciudad vieja de Uzbekistán

Madraza de Ulugbek

Ulugbeb destacó en el campo de la astronomía y como era  de esperar, predominan los motivos astrales. En 1586 la madraza fue reconstruida, decorando la fachada con ladrillos esmaltados y mayólicas.
La madraza se distingue por el equilibrio, la armonía de sus forma, su grandeza y sencillez

Hay una inscripción sobre la puerta de entrada de la madraza que reza: la aspiración al conocimiento es la obligación de  cada hombre y mujer musulmana.
. Domos de comercio o mercados de cúpula
Es un complejo de tres mercados: Toki-Zargaron “la cúpula de los joyeros”, Toki- Sarrafon“la cúpula de los cambistas”  y Toki-Tilpak-Furusshon “la cúpula de los sombrereros”

Bujara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Mercado de las cúpulas

En Bujara había multitud de zonas comerciales, y las calles principales cumplían el papel de  mercados, en cada uno de las cuales se vendía un tipo de productos. 

Bujara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Mercado de las cúpulas

ara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Mercados de cúpula

En el cruce de las calles construyeron pisos multiabovedados de cúpulas, apoyados en arcos y pilares. De aquí el nombre de toki que significa cúpula.
Se levantaron hace más de cuatrocientos años, aunque solo se han conservado estos tres.
De cualquier manera hoy es un reclamo turístico y se pueden comprar todo tipo de articulos. Los compulsivos consumistas están de enhorabuena

. Mezquita Bolo Hauz
El complejo se compone de una mezquita de invierno de 1712 y la mezquita de verano de comienzos del siglo XX.
El rasgo más brillante de la mezquita de verano es la decoración del ayvan  (entrada) con veinte columnas de madera de avellano, de olmo y de álamo, todas primorosamente talladas. A la entrada hay un  precioso estanque de agua cristalina en  el que se refleja su silueta.

ara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Mezquita Bolo- Hauz

ara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Mezquita Bolo-Hauz

ara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Mezquita Bolo-Hauz

Los capiteles de las columnas se asemejan a colmenas. Subí la mirada y estuve algún tiempo contemplando esa maravilla de pequeñas cavidades de diversas tonalidades.

ara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Mezquita Bolo-Hauz

Unas vigas transversales dividen el techo en compartimentos rectangulares multicolor, que son verdaderas obras maestras del arte de Bujara.

ara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Mezquita Bolo Hauz

ara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Mezquita Bolo-Hauz

El interior aunque pequeño esta bellamente decorado con los clásicos mocárabes,

ara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Mezquita Bolo-Hauz

ara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Interior mezquita Bolo-Hauz

ara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Mezquita Bol-Hauz 

El minarete atento y vigilante se alza  detrás de la mezquita, siendo testigo de todo lo que acontece a su alrededor.

ara, que ver en la ciudad vieja de uzbekistán

Minarete mezquita Bolo-Hauz

. Chor-Minor
El nombre  Chor Minor significa”cuatro minaretes.”y representa los cuatro puntos cardinales. Es una madraza insólita y diferente a todas, con formas esbeltas y una siluetas perfectas. Fue construida en 1807 por un rico comerciante turcomano, Half Niyazkul

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Chor Minor

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Chor Minor

La madraza tiene un patio pequeño, rodeado de celdas (hudzhras), una mezquita veraniega con columnas y un estanque de piedra.

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Chor Minor

Es una imitación, pero en pequeño de una imponente mezquita india de Hayderabad. Se cree que Half Niyazkul quiso imitar esa maravilla del mundo.
En una de las torres hay unas escaleras por las que ascendí, mientras que el resto del grupo se quedó comprando.

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Chor Minor

Estiré mis brazos y casi toco sus preciosas cúpulas verdosas. 
. Mausoleo de Bakhouddin Naqshbandiy
A doce km de Bujara se encuentra el memorial del protector de Bujara, el jeque Bach-ad-Din Nakshband y que murió en 1389. Era un gran filósofo y creó una de las escuelas sufies, más importantes del Islan. Se le atribuye la frase de: “nuestra vida al Dios es la comunicación mutua

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Mausoleo

En el centro del patio del mausoleo se encuentra la tumba del jeque. A los lados se  adhieren dos  mezquitas conmemorativas del siglo XIX, la de Muzaffar y la de Kushbegi. 


Es un lugar muy venerado y sagrado, miles de uzbecos de todos los lugares, incluso de los más recónditos, se congregan aquí para rezar. Me llamó la atención la cantidad de niños que había con sus cariñosas y orgullosas madres. Todas encantadas de que fotografiáramos  s a sus hijos.

. Palacio de verano del emir de Bujara, Sitorai Mokhi-Khosa
El nombre se traduce del persa como el palacio la estrella y de la luna.  No está en el centro sino  a 4 km. de Bujara.
La residencia 
vieja es una construcción de la época rusa de los siglos XIX-XX que se erigió bajo el mandato del padre del ultimo emir llamado Abd-al-Ahad-khan.

 

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Palacio verano Sitorai

Amir Abd-Ahad-khan,  envió a destacados maestros de Bujara a San Petersburgo, para estudiar  y copiar la arquitectura rusa. El resultado fue una combinación de tradiciones locales de Bujara y de la Europa de ese momento. Me recordó bastante el palacio de Catalina La Grande de San Petersburgo, aunque un poco menos lujoso.

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Palacio de verano

Más tarde se construyó un nuevo complejo, al este del palacio antiguo, bajo el gobierno de Amir Ali-kan.
El palacio tiene cuatro partes básicas: la entrada de gala con preciosos arcos, protegida por leones de mármol, que era donde se recibían a los personajes famosos, un patio interior con galerías,  para los hombres y un patio exterior para el harem situado en un enorme jardín con estanque.
La decoración interior fue diseñada por el ingeniero Margulis.

 que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Palacio Sitorai

Las estufas con azulejos holandeses, las vidrieras de colores, las arañas y los espejos fueron hechos en Rusia, por los mejores artesanos.

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Palacio de verano Sitorai

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Palacio Sitorai

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Palacio Sitorai

Bujara, que ver en la ciudad vieja de Uzbekistán

Palacio Sitorai

En la actualidad se encuentra el museo de arte decorativo, donde se exponen muebles, cerámicas chinas y japonesas, joyería, ropas etc.

Hoteles en Bujara
Nos alojamos en el  hotel Pordos,  que es una casa tradicional restaurada, muy bonito, limpio y céntrico. El desayuno excelente, el que más me gusto de todo el viaje


Restaurantes en Bujara
Cenamos en el restaurante Lyabi- Hauz, el el corazón de la ciudad. Era como un pequeño palacete.

La comida fue a base de sopa, pasta y pinchitos.

Nuestro próximo destino seria Samarkanda.

Artículos relacionados
Tashkent, la principal ciudad de entrada a Uzbekistán
Jiva, la perla del mundo:Uzbekistán
La ciudad oculta y rosa de Petra: Jordania

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

ULTIMOS COMENTARIOS

Jose Miranda dijo:
Bueno la de este comentario es mi mamá se equivoco con el faceb

Jose Miranda dijo:
Contra es de gran aporte este documento para mi proyecto; gracias a Dios que te permite viajar y escribir. Gracias Dios te Bendiga

El viaje me hizo a mí dijo:
Ahora mismo nos vamos a la roca del Leon Concha!! Un abrazo