11 Septiembre, 2013

DESDE SAN PEDRO DE ATACAMA A SALTA. ARGENTINA

Desde San Pedro de Atacama a Salta por el paso andino

Se nos ocurrió ir al norte de Argentina, concretamente a Salta, pues esta idea la llevaba madurando bastante tiempo. Estábamos cerca y decidimos atravesar el país por el paso andino.

Compramos los billetes de bus en Iquique, con la empresa Andesmar. Partimos a la una de la madrugada de un domingo. El primer trayecto era: Iquique – Calama – San Pedro de Atacama, allí se subieron bastantes turistas, el primer tramo lo habíamos hecho prácticamente solos. El segundo trayecto fué San Pedro de Atacama – Salta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA El bus era muy bueno y cómodo, tenía semicamas e ibas un poco tumbada. Pasamos la frontera chilena donde tuvimos que bajar el equipaje para que lo revisaran, no tienes que llevar nada que este prohibido, aparte de lo que todos sabemos. No se puede pasar frutas, vegetales, frutos secos, etc, (en Santiago tuve que declarar un paquetito de cacahuetes, bajo multa de 100 dólares). Esta aduana fué rápida pero un poco incómoda; también hay que pasar la Argentina, aunque aquí te retienen unas dos horas. Proseguimos dirección sureste hacia el paso Jama. Esta carretera tiene un pavimento excelente y es de las mas hermosas de la puna, es un camino espectacular, que en ocasiones se alcanzan los 4200 metros. Une las puertos del Atlántico y Pacifico. Al principio hay unas curvas muy pronunciadas y un cordón montañoso que hay que subir para pasar al otro lado, dejando el volcán Licancabur a nuestra izquierda.

Después una bella planicie, azotada por los vientos y luego un descenso muy pronunciado: la Cuesta de Lipan que es una verdadera obra de ingeniería. Se pasan por pequeños pueblos donde la gente sobrevive en unas duras condiciones, pero parecen felices y a los niños da gusto verlos con sus chapetas rojizas. OLYMPUS DIGITAL CAMERA   Aquí ya estamos en Argentina. Antes de llegar a Salta pasamos por el pintoresco pueblo de Pumamarca, es de postal; con sus casas de adobe de color ocre y unos algarrobos centenarios. Paramos en Jujuy a dejar a algunos pasajeros pero de repente empezamos a oler algo raro que viene de la parte delantera del autobús, es la batería que se ha chamuscado. Pero no hay más remedio que esperar para cambiarla, menos mal que se solucionó todo en una hora.
Salta
Por fin llegamos a Salta a las diez de la noche. Nos alojamos en el hotel Posada del Sol que esta en Calle Alvarado, muy céntrico y no es caro. Al día siguiente descubrimos la ciudad de Salta, es un trazado rectangular, en el que las calles de norte a sur, cambian de nombre a ambos lados de la plaza, pero las de este -oeste tienen los mismos nombres.

Salta

En el centro esta la Plaza 9 de Julio que es donde se concentran la mayoría de los cafés, muy animados; con música folclórica, agencias de viaje, restaurantes, etc. La ciudad esta viva y tiene un ritmo palpitante. Visitamos la Catedral que es de estilo barroco tardío (1878), alberga las cenizas del general Martin de Guemes, héroe de la independencia. Iglesia de San Francisco, es un exuberante monumento de color magenta y amarillo, coronado por una esbelta torre. Alberga unas imágenes muy veneradas como es el Niño Jesus de Aracoli de aspecto un tanto misterioso.

Convento de San Bernardo, es un edificio de adobe encalado. La puerta es una magnifica talla de algarrobo. Viven monjas de clausura y no se puede visitar.    Fué muy interesante el museo de arqueología de alta montaña (MAAM). Presenta una exposición de cultura inca, centrada en los sacrificios infantiles que practicaban los incas. La pieza mas destacada es la Doncella; el cuerpo momificado de una muchacha de 15 años, que fué descubierta junto con otros dos niños en el pico del Llullaillaco por unos montañeros. Se encontraron muchas pertenencias junto a los cuerpos, todos en perfecta conservación. Los niños eran elegidos de entre la clase alta y sacrificados para complacer a los dioses. Los alimentaban y les hacían beber grandes cantidades de alcohol (chicha), cuando perdían el conocimiento, los llevaban a la cima de la montaña y los dejaban en el sueño eterno.   Cafayate Es el segundo centro de producción vinicola de Argentina. Se llega por una espectacular quebrada de arenisca graciosamente coloreada, sus tonalidades van desde un amarillo tostado a un rojizo con reflejos de verde musgo, producto de la cantidad de minerales que hay en sus piedras. Se puede asemejar un poco al Gran cañón del Colorado. Sus rocas erosionadas por el río de las Conchas, forman diversas figuras como, el sapo, el fraile o el titanic. Las mas impresionantes son la garganta del Diablo y el anfiteatro cuyas paredes se han ondulado debido a los movimientos tectónicos.

Cafayate

Gargante del Diablo

En Cafayate visitamos dos bodegas, haciendo las correspondientes catas: Domingo Hermanos, donde degustamos un vino blanco elaborado con uva Torrontés y otro vino tinto de Cabernet Savignon y Malbec; muy buenos, redondos y equilibrados. En las bodegas Transito catamos vinos muy frescos y especiados. Este pueblecito de unos 10000 habitantes es agradable para pasear y ver su catedral.

Parque Nacional de los Cardones: Tiene una superficie de 650 km, se llega por la Cuesta del Obispo, por la carretera que va a Cachi en dirección oeste desde Salta. Este trayecto es un serpenteante y radiante camino, donde los valles y los picos se erigen majestuosos y orgullosos de ofrecer al viajero unos paisajes inigualables.

Parque nacional de los Cardones

Estos cactus se dan en la puna y antes eran una fuente importante de madera. Hoy esta prohibido cortarlos, incluso tocarlos, además hay un guardabosques que esta contínuamente vigilando. La mayoría son muy altos y milenarios.

Parque nacional de los Cardones

Cachi es una preciosa aldea con sus clasicas casas de adobe, un mercado artesanal y la iglesia de San Jose. Allí nos tomamos un exquisito cabrito al horno con unas patatas braseadas.   Datos útiles Salta: Restaurantes: Las Leñitas y El Solar del Convento, son buenos y baratos. Hoteles: La Posada del Sol, económico y céntrico.

Llega el día señalado
Nos levantamos a las 5.30 am. para ir al Tren de las Nubes
. Esta obra se le debe al ingeniero Richard Maury que inicio el proyecto en 1929. El tren sale a las 7.05 am. aunque hay que estar una hora antes para chequear, el billete vale 120 dolares, un poco caro pero merece la pena, es una experiencia en si misma, no un medio de transporte para ir a un lugar determinado. El recorrido por las nubes te sumerge en un sinfín de sensaciones, de paisajes y aromas norteños, pasando desde pueblos artesanos, a profundas quebradas de vetas policromadas y ríos que recorren los nevados Andes. El tren parte de Salta, atraviesa el Valle de Lerma, para introducirse en la Quebrada del Toro y llegar hasta la Puna, ascendiendo a mas de 4220 metros. El recorrido es de 217 km, implica 29 puentes, 21 túneles, 13 viaductos, 2 rulos y 2 zigzags. La velocidad es de 35 km/h.

El Tren de las Nubes

 

La ultima estación es el La Polvorilla (4220m) y tiene un viaducto de 60 metros de altura que cruza un cañón del desierto. Paramos un ratito para estirar las piernas y admirar esta obra de ingeniería, también acuden los indígenas para vender sus productos. A la vuelta se detiene en San Antonio de los Cobres, una antigua ciudad minera. La duración del trayecto es de 15 horas ida y vuelta.

La Polvorilla Y el Viaducto

 

El tren es una formación de coches de última generación, con un vagón restaurante, otro que es un bar y otro de enfermería; equipado con un médico y algunas enfermeras. De nuestro grupo tuvo que ser atendida Bety pues la falta de oxígeno le produjo unos mareos y trastornos, normalmente asisten a bastantes pasajeros, te ponen oxígeno y te toman la tensión. En el precio esta incluido el desayuno, merienda y bebidas como agua, etc. Se puede comer en el restaurante pero hay que pagarlo aparte. Se llega a Salta un poco cansada pero con una sensación tan increíblemente excitante que bien ha merecido la pena.

 

 

 

Buenos Aires.
En los días restantes que nos quedaban decidimos ir aesta preciosa ciudad de estilo europeo, que cautiva por sus elegantes barrios, sus mercadillos como el de San Telmo y el omnipresente tango y cómo no, el churrasco. El barrio de Caminito es muy típico, donde se inspiró Carlos Gardel. Está lleno de colores y de sabores.
Tango en Caminito Bety y Concha
S. Telmo

 

Caminito
Riquísimo

Desde aquí doy un consejo a los viajeros que vayan a esta metrópoli y es que hay cantidad de carteristas que aparentemente parecen normales. A nosotros nos intentaron robar la mochila y una cadenita, fue al entrar en el hotel NH en Suipacha, esquina Diagonal norte, una zona muy céntrica, pero íbamos precavidas y no lo consiguieron. Nos tiraron al suelo y el susto nos lo llevamos. El balance fué algunas  pequeñas lesiones y a Lourdes le salió en el codo un hematoma como una pelota de golf. Así que ¡cuidado!. Es mejor dejar todos los documentos en el hotel. Esa noche para rehacernos del mal rato fuimos a Puerto Madero a un asadero “Sigue la vaca” puedes comer tanto como quieras y una botella de vino por comensal.

Los dos últimos días exploramos Mar del Plata, ciudad costera y turística y Colonia del Sacramento que aunque es de Uruguay; esta a una hora de Buenos Aires en ferry. Es un pintoresco pueblo con un centro histórico de la época colonial portuguesa y española. Esta declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

Colonia del Sacramento
Plaza de toros de Colonia
Colonia, Lourdes y Concha

Nuestro viaje concluyó en Málaga sin que nos perdieran las maletas. 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , ,

ULTIMOS COMENTARIOS

El viaje me hizo a mí dijo:
Ahora mismo nos vamos a la roca del Leon Concha!! Un abrazo

Concha dijo:
Gracias, vosotros sois los actores en el video

alejandra castro dijo:
Gracias Concha por la mención y el post te quedo espectacular Que linda experiencia