3 abril, 2016

Walvis Bay y Sandwich Harbour (Namibia)

 

Walvis Bay, Sandwich Harbour y La Costa de los esqueletos: una aventura en la que todos los sentidos están excitados

Foca en Walvis Bay

Tras visitar la ciudad de Swakopmund, nos dirigimos a Walvis Bay (Bahia Ballena), el puerto mas significativo del país. Debido a su gran profundidad; antiguamente atracaban barcos balleneros y buques de pesca. Gracias al planctón marino, los grandes mamiferos son atraídos a sus aguas.
Su posición estrategica y  su rica vida marina la convirtió en la codicia de potencias mundiales.
Se calcula que unas cien mil aves, recalan en sus aguas heladas durante la ruta migratoria, hacia y desde el Ártico.
Tras la independencia de Namibia siguió bajo la soberania de Sudafrica, pero en 1994 fué devuelta a Namibia.
Excursiones en Walvis Bay
Paseo en catamaran

Pelicanos en Walvis Bay. Namibia

Pelicanos en Walvis Bay

Con un pequeño grupo, tomamos un catamarán de la Compañia Admiral. Navegamos mar adentro hasta que perdemos la costa de vista.
Los pelicanos nos acompañan todo el trayecto, revolotean sobre nuestras cabezas haciendo de las suyas.

Pelicanos en Walvis Bay

Pelicanos en Walvis Bay

Walvis Bay. Namibia

Walvis Bay

DSC00387

Moises. Walvis Bay

DSC04911

Pelicano. Walvis Bay

DSC00403

Foca jugando

Tanto el cielo como el mar están de color gris, es difícil distinguir la linea del horizonte.
La monotonia de las aguas, es interrumpida por la focas, delfines y ballenas que saltan y juegan con la embarcación. Son los protagonistas y reyes de este inmenso océano.

DSC04858

DSC00442

Foca en superficie


Alcanzamos Pelican Point donde asienta una colonia de focas y cormoranes, solo superada en numero por la de  Cape Cross.
Sus cuerpos confluyen unos con otros, toman el sol, se bañan, hacen piruetas, incluso diría que coquetean con la nave. Da igual adonde apuntes con la cámara, porque es tal la cantidad de estos mamiferos, que la foto esta asegurada.

 

DSC04873

Focas en Pelican Point

DSC04872

Focas en Pelican Point

DSC04877

Cormoranes. Walvis Bay

DSC04881

Seguimos surcando aguas y de repente aparecen los delfines, que felices y saltarines nos escoltan durante el trayecto.

El broche de oro fué un almuerzo informal que nos ofrecieron a bordo, a base de ostras, pescados y otros platillos de productos frescos de la bahía, regado con un vino espumoso de Sudáfrica.
DSC04887DSC04890DSC04884

DSC04933

Laguna de flamencos

Lagunas de los flamencos
Es un lugar de increíble belleza natural. El mar se adentra en la arena formando estas lagunas, habitadas por flamencos, de la subespecie rosa. Son animales muy sociales, de ahí que se agrupen en grandes colonias. Su  hábitat son los lagos y humedales, incluso algunos con gran concentracion de sal. Los colores de sus plumas varian entre blanco, rosa, rojo y naranja.

 

DSC04940

Flamencos en Walvis Bay

DSC00431

Flamencos. Walvis Bay

 

DSC04929

Laguna de los flamencos


Cada año estas aves vuelan a Namibia en busca de la primavera austral. Alrededor de Walvis Bay podemos ver grandes  bandadas de estas áltivas y graciosas aves.
Se alimentan de pequeños insectos acuáticosy larvas, que obtienen filtrando el agua con su enorme pico.
Sus patas larguísimas, sus cuellos redondeados y elegantes, son su carta de presentación.

Sanwich Harbour
Donde el desierto encuentra el Atlántico, se  ubica Sandwich Harbour, a 30 km. al sur de Walvis Bay y perteneciente al Parque Nacional de Namib Naukluft.
Antaño servia como un puerto de comercio de pescado. El nombre parece que es debido a un tipo de tiburón: sandfische, que a menudo se encontraba 
aquí. Hoy día, este lugar esta totalmente despoblado. 
Hacemos una excursión con la agencia Mola Mola. Nico, un sudafricano simpatico y divertido, nos lleva en un 4×4 por  la costa atlántica.

DSC00425

DSC04992 Nico y Moises

Nico y Moises

DSC00451

Sandwich Harbour

Primero vamos por una pista paralela al mar, la salinas se suceden una tras otra y la gama de colores se decanta por los blancos, azules y grises. Esta sal no es comestible, es solo para uso industrial.

DSC00490

Salinas. Sandwich Harbour

El color rojizo de las salinas se debe a un pequeño crustáceo de color rojo y también a algunas algas, que contienen alfa y beta carotenos

DSC04949

Salinas. Sandwich Harbour

DSC04951

Sandwich Harbour

DSC00451

Sandwich Harbour

Continuamos  por las entre dunas,  y parece que vamos  a ser ser engullidos por el mar.

El recorrido es vertiginoso, todo transcurre entre dunas, mar y cielo.
El conductor demuestra su destreza y habilidad, quitando las manos del volante y explicandonos todo lo que acontece en el entorno.
Os puedo asegurar que el paisaje es espectacular, no nos encontramos con nigun ser humano, solo algunas focas vivas y otras muertas.

DSC04954
De repente hayamos la  gran recompesa: nuestros guias despliegan una mesa y en menos que canta un gallo, preparan un picnic a base de ostras, croquetas, empanadillas, y albondigas, por supuesto con cervezas y vino espumoso.
DSC04983DSC04985

DSC00465

Picni. Sandwich Harbour


Me quito los zapatos y el agua baña mis pies, todos los sentidos esta excitados. Miro hacia arriba  y ¡oh maravilla! vemos los parapentes multicolor  surcando el cielo, que claro y brillante contrasta con el ocre de las arenas.

DSC04988

Parapente en Sandwich Harbour

DSC04977

Parapente en Sandwich Harbour

 

DSC05030

 

 

DSC00479

Dunas. Sandwich Harbour

DSC05009

El grupo en Sandwich Harbour

DSC04958

Dunas en Sandwich Harbour


Proseguimos, adentrandomos más hacia el interior del desierto. Las dunas gigantes se elevan a bastantes metros, unas son redondeadas y otra mas aristadas, su forma depende del capricho de los vientos.

DSC04966

Lourdes. Sandwich Harbour

DSC05002

conchadeviaje en Sandwich Harbour

DSC05022

Recorriendo Sandwich Harbour

DSC05013

DSC05032

Lourdes, Moises y Concha en Sandwich Harbour


El Jeep a  veces va casi vertical y Nico comienza una carrera que se asemeja a una montaña rusa. Nuestras cabezas chocan con los cristales, el traqueteo es cada vez más fuerte, las ventanillas van cerradas para evitar que penetre la arena. Captar el momento se hace difícil, pero da igual, lo llevo todo en mi retina.  

La costa de los esqueletos
La costa de los esqueletos es un tramo de la costa occidental, que se extinende al norte de Swakopmund.
Aquí los navios en siglo XIX, naufragaban, debido a las condiciones tan adversas derivadas de  las corrientes, las niebla, los vientos fuertes y las gigantescas olas. Encallaban y allí han permanecido hasta hoy día. No había manera de escapar de este tenebroso y macabro lugar, la tripulación tenía que salir a través del desierto, caminando cientos de kilómetros. Las ballenas también morian al ser arrastradas por una corriente implacable.

DSC05062

Costa de los Esqueletos

DSC05061 Costa de los esqueletos

Costa de los Esqueletos


Es un lugar despiadado e inhóspito. Pocos lugares en el mundo son tan sombríos y lúgubres como esta costa.
Vimos viejos barcos anclados y oxidadados. Los huesos de focas y ballenas se esparcían por la arena.
Caminamos por la playa, a pesar de que el viento arreciaba, logramos mantenernos en pié. Pareciamos seres insignificantes  ante este gran espectáculo.
¡No me lo podia creer!:Un campo de golf, aparece ante nosotros y yo me pregunto ¿Cómo le pueden dar a la bola ?

DSC05065

Campo de golf

IMG_3120

Restaurante Jetty


Volvimos a Swkopmund, después de un día muy intenso, merecíamos una buena cena. Nos recomendaron el restaurante Jetti, toda  institución. Es un palafito clavado en la arena cuyas luces nocturnas parecían flotar en el agua.

La comida también riquísima y muy bien servida. Di buena cuenta del lenguado a la brasa con patatas, judías y espárragos, el vino blanco  sudafricano de reserva  nos ayudo en este gran trance.

IMG_3122 ¡Que momento tan increíble! El licor de IMG_3123amarula fué el colofón final

 

 

Articulos relacionados
El desierto de Namib y las dunas de Sossusvlei
Namibia: del desierto de Namib a Swakopmund

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

ULTIMOS COMENTARIOS

Jose Miranda dijo:
Bueno la de este comentario es mi mamá se equivoco con el faceb

Jose Miranda dijo:
Contra es de gran aporte este documento para mi proyecto; gracias a Dios que te permite viajar y escribir. Gracias Dios te Bendiga

El viaje me hizo a mí dijo:
Ahora mismo nos vamos a la roca del Leon Concha!! Un abrazo