14 julio, 2023

Vannes: lo que no te puedes perder

Vannes: una bella villa bretona medieval, con las más hermosas casas de entramado de madera

Vannes es una ciudad amurallada, situada al noroeste de Francia, siendo la capital de Morbihan. Antiguamente fue la capital de Bretaña.

El casco histórico, dentro de las murallas, aunque pequeño, encierra los principales monumentos, todo esta concentrado, con lo cual es muy fácil hacer el recorrido a pié.
Toda la belleza de Vannes queda plasmada en las casas medievales de entramado de madera, palacetes, iglesias, puertas y bastiones de las murallas, aunque lo más espectacular es su catedral.

La Plaza Gambetta, situada frente al puerto deportivo, es un buen lugar para comenzar la visita al centro histórico, al cual se accede por la puerta de Saint Vicent. Tuvimos la suerte de que nuestro apartamento estaba situado en la Plaza de la Poissonerie, muy cerca de dicha entrada.

Vannes puerta de saint vicent

Nada más pasar por esta puerta, contemplamos la elegancia y belleza de la ciudad.
Arriba del arco, vemos la estatua de San Vicente Ferrer, patrono de la ciudad y debajo esta el escudo, que representa el armiño, símbolo de Bretaña.
Seguimos por la calle Saint Vicent, bordeada de edificios del siglo XVII, encontrando pequeños grandes tesoros.
En la plaza Valencia descubrimos la casa de Vannes y su mujer, una pareja que está esculpida en la esquina, en un edificio de entramado de madera, del siglo VXI. Estos personajes tienen amputadas las manos. Seguramente era una cartel de una antigua tienda o posada.

Vannes y su mujer

La calles des Halles y Saint Salomon quizás sean la calles con mas casas de entramado de madera, construidas con piedras, adobe y madera.

Los listones son de diferentes colores y dispuestos en diversas formas, según la antiguedad de la casa.
También dicen, que los antiguos habitantes muy pocos sabían leer y los colores era para orientarse por la ciudad.

La numero 13 es la Casa de los Leones, con cuatro pilares, decorados con unas esculturas que representan un oso y un león. “Graciosamente” la propietaria del local había colocado sus prendas de ropa en la puerta. Aún así, acabé comprando una camiseta bretona.

Vannes casa de los leones

Alcanzamos la Plaza Henri IV y me quedé sin respiración. La armonía es irresistible, casas de diferentes colores compiten y obligan al viajero a observar la plaza desde distintas esquinas

Vannes plaza HenriI V

Algunas cornisas de las equinas de las casas, parecen que casi se tocan y es que la mayoría tienen un piso más alto que la planta baja. Eso era una idea del arquitecto, de este modo se pagaban menos impuestos.

Una parada en unos de los animados y coquetos bares es casi forzosa, las vistas a la Catedral de Saint Pierre son soberbias.

La catedral fuel reconstruida a finales del siglo XII, sobre la base de un antiguo edificio, por lo que muestra gran variedad de estilos.
La torre campanario es románica del siglo XIII y la fachada de estilo neogótico del siglo XIX.
Del interior impresiona las vidrieras y la capilla del Santo Sacramento.

Vannes catedral de san Pierre
Vannes Catedral de San Pierre

La Cohue es el museo de Bellas Artes, la palabra cohue significa en bretón “lugar de mercado”Más tarde fue sala del Parlamento, luego teatro municipal, hasta que en 1986 acogió al museo.
Las dos veces que intenté entrar estaba cerrado. Es por ello, que tengo un pretexto para volver a Vannes

Vannes Museo la Cohue

A la derecha de la catedral, vamos por la calle Saint Gwénael, donde se suceden palacetes con enrejados y voladizos, que se prolongan hasta la Puerta de la Prisión, por la que se llega al barrio de Saint Patern. Una zona mas bohemia, pintoresca y concurrida.
Es el distrito más antiguo de Vannes y sus calles tienen nombres de las actividades que allí se desarrollaban, como la calle de los curtidores, de los panaderos etc.

Vannes San Patern

No os perdais el graffiti de la rue Marechal Leclerc, de 150 m cuadrados, que representa a la duquesa Ana de Bretaña y a un pescador.

La iglesia de Saint Patern, ocupa el centro de una plaza muy coqueta, rodeada de las típicas casas de Vannes.

La iglesia esta dedicada al primer obispo de Vannes. Su estilo entre románico y barroco es fruto de las varias restauraciones a la que ha sido sometida.

Vannes iglesia de san Paterrn

La Puerta de la Prisión, es la más imponente de todas las puertas medievales. En el siglo XVII, fue transformada en una cárcel.

Vannes puerta de la prision

Desde la plaza Lucien Laroche, me dirijo hacia el este para ver las fortificaciones y la muralla, enseguida veo la puerta Poterne, por la que se pasa al otro lado del rio.

A las izquierda se encuentran los Lavaderos de la Garenne, construidos entre el 1817 y 1821, a orillas del rio Marle. Fueron de uso público hasta el siglo XX.
Las lavanderas se ponían bajo la galería cubierta para lavar la ropa. Al lado se alza el bastión defensivo de la Garenne, de principios del siglo XVII.

Vannes los lavaderos

Seguidamente se halla La Torre del Condestable, es la más alta del recinto. Servía como torre de defensa y de vivienda. Como su nombre indica estaba dedicada al condestable, jefe de los ejércitos de duque de Bretaña

Después de la Torre Joliette, se observa, la parte del muro más antigua, donde alternan ladrillos y piedras de granito, es de la época galorromana.

Me encamino hacia el sur para admirar las ruinas del Castillo de L`Hermine, que se levantó en el siglo XIV a petición del duque de Bretaña, posteriormente fue destruido y hoy día es un espacio donde se celebran diferentes eventos.

Lo mejor son sus preciosos y cuidados jardines a “la francesa”. Desde lo alto de la muralla se pueden observar mucho mejor.

Salgo de nuevo al casco histórico por la Puerta Calmont, defendida por una torre y dos entradas, una era para los carros y otra para los peatones.

Finalmente alcanzo el puerto deportivo, con miles de embarcaciones de recreo. El puerto esta situado en el canal de la Marle, uniendo la ciudad con el golfo de Morbihan, a ambos lados del canal hay unos paseos muy agradables.

Apartado de todo, fuera de la muralla y en una atmósfera diferente se encuentra el Ayuntamiento, en la Place Maurice Marchais. De estilo neorenacentista, fue construido en enlace siglo XIX. Es una copia reducida del de Paris

Donde comer y beber en Vannes

Restaurante Le Cardinal
Situado en la Plaza Henri IV y con vistas a la catedral. Me tomé un guiso de pollo exquisito y a un precio aceptable.

Moulin du Roy
Es un crepería céntrica, fantastica y barata. Alli probamos las famosas galettes

Villa Romana
Una pizzería situada sobre las murallas, realmente merece la pena, las vistas a los jardines son espectaculares

Ty Cavu
Una vinoteca, situada en la Plaza Lucien Laroche. Ideal para degustar vinos, champagnes y cervezas.

Donde dormir en Vannes

Apartamento L`ideal, situado en plaza de la Poissoneria, céntrico, cómodo y bonito.

Visitas imprescindibles

Casco medieval

  • Catedral de SanPierre
  • Puerta de Saint Vicent
  • Casa de Vannes y su mujer
  • Plaza Henri IV
  • Calles des
  • Halles y St Salomon
  • La Couhe
  • Chateau Gaillart

Fortificaciones

  • Puerta Calmont
  • Puerta Poterne
  • Torre del Condestable
  • Los lavaderos
  • Puerta de la Prision
  • Muro galorromano
  • Castillo de L`Hermine

Barrio de Saint Patern

  • Iglesia de Saint Patern
  • Plaza Cabello
  • Prefectura

Otros artículos

Turin: 13 visitas imprescindibles
Pentedattilo: el pueblo de los cinco dedos
Gerace: el séptimo pueblo más bonito de Italia
Bassano del Grappa : un encantador pueblo de la región del Véneto

Etiquetas: , , ,

ULTIMOS COMENTARIOS

La Rochelle en 1 día: Cómo llegar y qué ver - Travelling Dijuca dijo:
[…] Isla de Ré qué ver y hacer en Conchadeviaje.es […]
Jose Miranda dijo:
Bueno la de este comentario es mi mamá se equivoco con el faceb
Jose Miranda dijo:
Contra es de gran aporte este documento para mi proyecto; gracias a Dios que te permite viajar y escribir. Gracias Dios te Bendiga